150 ultimas

+ vistas

ENLACES

CYP - Cuentos y Publicaciones
La Rebelion de las Masas
    El Señor de Bembibre
      Como ganar amigos e influir sobre las personas.
        El PRINCIPIO de Peter.
          El vendedor mas grande del mundo.
            LA CAJA
              La culpa es de la vaca.
                La Ley de MURPHY
                  CARTAS de un empresario a su hijo.
                    ¿Quien se ha llevado mi queso?.
                      EL PRINCIPE de Nicolas Maquiavelo.
                        El ARTE de la guerra
                          Don QUIJOTE de la Mancha.
                          **

                          PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

                          VARIOS


                          Contador Gratis
                          relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
                          PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

                          [Cartas de un EMPRESARIO a su HIJO] 21 - DESPEDIR A UN EMPLEADO


                          *

                          El hijo, enfrentado al hecho de tener que despedir al director administrativo de la empresa, encuentra en ello un deber oneroso y molesto. El padre, harto familiarizado con esa sensación, le ofrece unas palabras de ayuda.

                          Querido hijo:
                          Tu preocupación e incomodidad por tener que despedir a nuestro director administrativo reflejan una sensibilidad que me agrada encontrar en tí. Significa que te preocupas por el prójimo, significa que eres consciente de los trastornos y la desesperación que puedes acarrear a su vida al cumplir con ese deber. Me agrada tu humanidad.

                          Sin embargo, y si me permites hacer de abogado del diablo, te diré que no debes perder de vista que el éxito de tu empresa depende de la calidad y cantidad de trabajo que realicen tus empleados, colectiva e individualmente. Si un empleado, sencillamente, no resulta idóneo para el puesto que ocupa, es de valor negativo para la empresa; negativo en el sentido de opuesto al valor de una persona debidamente capacitada para el trabajo. Desgraciadamente, la persona de valor negativo en el plano laboral, como advierte y siente este problema, normalmente lo es también en el plano personal. Lo cual es comprensible. Es bastante difícil dejar todas tus miserias en la oficina cuando estás nadando ocho horas al día contra una resaca que quiere arrastrarte mar adentro.

                          Algunos empleados que ocupan puestos ejecutivos experimentan dificultades con su trabajo sencillamente porque «han mordido más de lo que pueden tragar». Desean ese sueldo más alto y ese puesto de nombre rimbombante, pero de una u otra forma no están suficientemente capacitados para desempeñarlo. La vida profesional de un ejecutivo así se convierte en una constante lucha y agitación; y la nuestra, en una continua pérdida de fe y confianza en sus esfuerzos.

                          Y luego tenemos el otro extremo del espectro: la persona que está demasiado preparada para el puesto que ocupa, y se aburre como un muerto. Se enfrenta a cada día como lo hace el navegante a vela que se ve atrapado en una calma chicha: le encanta lo que le rodea, pero no puede resistir la falta de acción. También él se convierte en un valor negativo para su empresa, ya que al no poner entusiasmo alguno en el trabajo, posiblemente ni él ni la empresa se benefician, y, tarde o temprano, se hace imperativa para ambas partes la separación.

                          En algún lugar de la escena, también puedes encontrar a veces una persona cuya forma de ser provoca disensiones y problemas que afectan a la moral de los empleados que le rodean. He conocido personas con enormes posibilidades de llegar a ser muy valiosas para nuestra empresa, y que además estaban encantados con su puesto, pero que no podían encajar con sus compañeros de trabajo. Se veía claramente cómo crecía entre los otros trabajadores el malestar conforme iban perdiendo el interés y gusto por sus deberes. Cualquier persona que provoque esta clase de disensiones tiene que marcharse, antes de que su actitud haga que tus empleados valiosos cojan la puerta y se vayan.

                          En el caso que nos ocupa, tienes una persona con la que, en mi opinión, es muy difícil trabajar, tanto si eres su subordinado como si eres su jefe. Aunque su trabajo resulta aceptable, su personalidad y actitud no lo son en absoluto. Con demasiada frecuencia ha dicho que algunas de su funciones son indignas de él Ya es hora de que le liberemos de todas. Muchos patronos dejan que tales situaciones se prolonguen indefinidamente, pensando que hay bastantes días buenos entre los malos como para justificar el empleo. Esto, para mí, no es más que dar largas al asunto. El apartar a alguien de su puesto de trabajo nunca es una tarea agradable. Sin embargo, es algo con lo que debemos enfrentarnos cuando sea inevitable, y no por retrasarlo nos va a resultar más fácil.

                          He tenido que despedir a un cierto número de personas durante la época en que yo cargaba con ese mochuelo (ahora que cargas tú con él, tendrás que hacerlo, y probablemente con más frecuencia que yo). Pues bien, nunca acabé una de esas entrevistas sin preguntarme: «¿He obrado bien?» Al formularme la misma pregunta al cabo de uno o dos meses, ya no había duda alguna en mi mente de que no sólo había hecho lo que debía, sino de que debía haberlo hecho mucho antes.

                          Antes de despedir a un empleado, dedica algo de tiempo a pensar en las aptitudes y cualidades de esa persona que acaso puedan ser mucho mejor aprovechadas en otro sitio. ¿Hemos infrautilizado en nuestra empresa su capacidad? ¿Está luchando por llevar adelante en nuestra empresa una tarea para la que está insuficientemente cualificado? (error nuestro, que no de él). Si se trata de un problema de temperamento, ¿pudiera resultar válido ese mismo temperamento en otro lugar? Sea como fuere, debes procurar apartar a esa persona de la manera más suave posible. Así ganáis ambos no te has creado un enemigo y élpodrá volver a colocarse sin tener que pasar muchas fatigas. Es lo menos que puede hacerse para ayudar al prójimo.

                          También para ayudarle, procura ser todo lo considerado que la situación permita cuando hayas de responder al inevitable «¿por qué?». No necesitas mentir; sería degradante paraambas partes. Explícale tranquilamente y con muy pocas palabras por qué has tomado esa decisión y por qué se va a encontrar mejor a la larga. «Lo siento, es un problema de temperamento». «Lo siento, sus aptitudes no encajan en el puesto» (por exceso o defecto). «Lo siento, pero estoy seguro de que se sentirá más a gusto en cualquier otro sitio».

                          En cada una de estas situaciones, trato de pasar enseguida al tema de una recomendación y al de comentar cómo puede volver a colocarse. No hay hombre o mujer que haya trabajado para mí en alguna ocasión, al que no haya facilitado una carta de recomendación (aunque estoy seguro de que hay muchos a los que no se les podría dar). 

                          Al dotar a la persona a quien acabas de despedir, de una carta de recomendación y brindarte a ayudarle a encontrar una nueva colocación, estás ayudándole mucho a que venza su peor y más acuciante temor: «¿Dónde conseguiré otro trabajo?» Normalmente esta clase, de ayuda se acepta y se agradece en lo que vale. Todo el mundo sabe que hoy día lá mayoría de los patronos comprueban las referencias de cualquier persona antes de contratarle. Asegúrate de que tu empleado abandona tú oficina no preguntándose cómo va a encontrar otro empleo, sino únicamente cuándo.

                          El cuándo irá también acompañado de preocupación y angustia respecto a la economía, naturalmente, hasta que se consiga otro trabajo. Nuestras leyes son absolutamente justas con respecto a los ejecutivos superiores en estas situaciones, pues estipulan que se habrá de seguir abonando una parte del salario mientras que la persona en cuestión busca un nuevo empleo; dicha parte varía conforme al número de años que dicha persona haya pertenecido a la plantilla de la empresa. Personalmente creo que todo patrono debe brindar esta clase de protección a un empleado, especialmente en el caso de empleados que lleven con él muchos años.

                          De vez en cuando puede producirse una situación desagradable debida a la disconformidad del despedido con la indemnización por despido que proponemos. En ocasiones, incluso estando convencidos de que no se merece ese dinero, el dar uno o dos meses más de salario puede evitarnos los abogados, los magistrados y, sobre todo, el espíritu de revancha de algunos empleados que quedan terriblemente disgustados por su despido.

                          Inevitablemente, cualquier empleado que se ve despedido, tiene que experimentar una sensación de fracaso, de miedo, de orgullo herido, de angustia y desconcierto. Como conciudadano que eres de esa persona, es deber tuyo minimizar estos sentimientos en todo lo que puedas, tanto humana como económicamente. Si lo haces, no te preocupes entonces de lo difícil, penosa, desagradable o embrollada que pueda llegar a resultar tal situación; ten el pleno convencimiento de que, al menos, uno de vosotros saldrá de la reunión con la cabeza alta. .

                          Graba en tu mente y en tu corazón, de forma indeleble que sólo preventivamente, cuidando la selección de los empleados que contratas, podrás reducir el número de estos malos tragos que pasarás en tu vida profesional. Pero ni siquiera con ello vas a eliminarlos todos; idas y venidas de los empleados entre unas empresas y otras, siempre las ha habido, y siempre las habrá.

                          En los negocios hay tareas agradables, pero también existen otras que no lo son tanto; unas y otras son inherentes al funcionamiento de toda empresa que éste en marcha. No puedes zafarte de las difíciles, en la esperanza de disfrutar sólo de las agradables. Te toca ahora resolver una papeleta difícil. Hazlo con corazón.
                          Un cordial saludo
                          El director de personal 
                          *
                          LIBRO -21 - DESPEDIR A UN EMPLEADO CARTAS DE UN EMPRESARIO A SU HIJO - Kingsley Ward
                          *
                          Prologo de Bou Proctor Durante los últimos veinticinco años he mantenido unas «relaciones amorosas» muy enriquecedoras con los libros. Libros importantes que me han hecho pensar muy profundamente sobre lo que estoy haciendo con mi vida y sobre la dirección en que la encamino. 
                          Volviendo la vista a todos esos años, puedo decir sin temor a equivocarme que los libros me han ayudado a mejorar todas las facetas de mi vida. 

                          Henry
                           Drummond escribió en cierta ocasión que una persona desaparecida hace un millar de años o más puede tener mayor influencia en nuestra vida que una persona actualmente presente entre nosotros. Drummond tenía razón; tales personas pueden influir y ciertamente influyen en nosotros por medio de sus escritos. 

                          He dedicado la mayor parte de mi vida adulta a la tarea de ayudar a otros a ser conscientes de las grandes reservas de talento y capacidad que hay dentro de ellos. Partiendo de la premisa de que el mayor recurso es el recurso humano, he tenido el privilegio de trabajar por toda
                          Norteamérica dirigiendo seminarios de perfeccionamiento personal para algunas de las empresas de mayor tamaño y éxito de todo el mundo. Miles de hombres, mujeres e incluso niños han asistido a estos seminarios, todos y cada uno de ellos con el deseo de conocerse mejor a sí mismos; y cada uno de ellos buscaba, a su manera, una forma mejor y más eficaz de vivir una vida que tuviera sentido. Mis muchos años en este «negocio orientado hacia las personas» me han convencido, sin sombra de duda, de que siempre y para todo el mundo, hay una forma mejor de sacar partido a la vida y disfrutar de mayores satisfacciones.lncuestionablemente, el libro que el lector tiene ahora en sus manos le llevará en esa dirección. 
                          Me siento honrado al tener la oportunidad de escribir el prólogo a la obra de un gran hombre y un auténtico amigo, 
                          Kingsley Ward

                          Kingsley
                           Ward es una persona de lo más fascinante, por lo que resulta comprensible que haya escrito un gran libro. Millonario gracias a su propio esfuerzo, es presidente del consejo de un grupo de empresas y trabaja muy activamente en diversas asociaciones. Lisa y llanamente, es un gran, gran ganador en el juego de la vid.....

                          si quieres leer todo el prologo < ir a prologo > ...
                          *
                          NOTA : Especial agradecimiento a D.Mario D'Alleva  por recordarme que lo tenia pendiente y pasar el OCR a mis escaneos, sin el, el libro  hubiera seguido incompleto por "secula seculorun"..
                          IMPORTANTE :He tenido alguna reclamacion por publicar en abierto vulnerando los derechos de autor(y tienen razon).Hay un refran que mi padre utilizaba mucho : " Es de bien nacidos ser agradecido".por ello, debemos "cumplir con el autor", comprando el libro en la primer oportunidad que tengamos.

                          "La lectura hace al hombre completo; la conversación lo hace ágil, el escribir lo hace preciso". (Francis Bacon, escritor y filósofo).



                          *
                          "El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". (Miguel de Cervantes Saavedra, escritor español).

                          *
                          "Que otros se enorgullezcan por lo que han escrito, yo me enorgullezco por lo que he leído".(Jorge Luís Borges - escritor).

                          *
                          "Si esta nación es tan sabia como fuerte, si queremos alcanzar nuestro destino, entonces necesitamos más ideas nuevas, más hombres sabios, más libros buenos en más bibliotecas públicas. Estas bibliotecas deben estar abiertas a todos, excepto al censor. Debemos saber todos los hechos, escuchar todas las alternativas y oír todas las críticas. Acojamos libros polémicos y autores controvertidos". (John Fitzgerald Kennedy, Ex - Presidente de los Estados Unidos).

                          *
                          "Considero que la televisión es muy educativa. Cada vez que alguien enciende el televisor salgo de la habitación y me voy a otra parte a leer un libro". (Groucho Marx, actor).


                          *

                          "Sin bibliotecas, ¿qué tenemos? Ni pasado ni futuro". (Ray Bradbury, escritor autor del libro Farenheit 451).

                          *
                          "Seríamos peores de lo que somos sin los buenos libros que leímos, más conformistas, menos insumisos y el espíritu crítico, motor del progreso, ni siquiera existiría". (Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura).

                          *
                          La lectura es a la inteligencia lo que el ejercicio es al cuerpo. (Richard Steele (1672-1729) Escritor irlandés).

                          *
                          Oír o leer sin reflexionar es una ocupación inútil. (Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino).

                          *
                          La lectura no da al hombre sabiduría; le da conocimientos. (William Somerset Maugham (1874-1965) Escritor británico).

                          *
                          La lectura es de gran utilidad cuando se medita lo que se lee. (Nicolas Malebranche (1638-1715) Filósofo y teólogo francés).

                          *
                          Las palabras son sólo piedras puestas atravesando la corriente de un río. Si están allí es para que podamos llegar al otro margen, el otro margen es lo que importa. (José Saramago (1922-2010) Escritor portugués).

                          Nota : Frases muy representativas de la lectura.
                          No obstante ... SIEMPRE ... hay que tener cuidado con lo que lee.
                          Es muy facil manipular a la gente, todo el cuidado es poco.
                          Hay que CUESTIONARSE lo que se lee, REFLEXIONARLO,  y luego CADA UNO LLEGAR A SUS PROPIAS CONCLUSIONES.
                          *

                            LIBROS

                          Distanciar la publicacion por capitulos es una forma MAS FACIL de leer un libro.
                          Pregunta que me hicieron en un semanario sobre PLANIFICACION :
                          ¿Come te comerias un ELEFANTE .....? 
                          ¡¡ Cortandolo en trocitos y poco a poco !! 

                          *
                          VRedondoF
                          ** Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. **
                          **  Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. **
                          ** Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE, según mi criterio). **
                          ** Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. **
                          **  Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera), contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. **
                          ** Si te ha gustado la publicacion, lo mejor que debes hacer es ir al blog/pagina del autor y DEJAR UN COMENTARIO. En mi blog no puedes dejar comentarios, pero si en el del autor. **
                          ** Cuando incorporo MI OPINIÓN, la identifico CLARAMENTE,  con la única pretensión de DIFERENCIARLA del articulo original. **
                          ** Pido perdon por MIS limitaciones literarias. El hacerlo mejor (no mucho) me cuesta dedicarle MAS TIEMPO, y la verdad es que (ademas de no tener tiempo) tengo poca paciencia,  por ello, y nuevamente, pido disculpas por las susodichas limitaciones. **
                          ** Mi correo electrónico es vredondof (arroba) gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algún comentario. **
                          ** Por favor!  Si  te ha molestado el que yo haya publicado algún artículo o fotografía tuya,  ponte en contacto  conmigo (vredondof - arroba - gmail.com ) para solucionarlo o retirarlo. **
                          *


                          --
                          Publicado por Blogger para Cartas de un EMPRESARIO a su HIJO el 5/20/2013 03:31:00 a.m.